¿Por qué adoptar una estrategia digital 360?

¿Por qué adoptar una estrategia digital 360

Los enfoques utilizados en forma tradicional para incursionar en el mundo online han evolucionado en forma drástica en los últimos años. Hay quien aún piensa que crear una página web vistosa y ponerla en línea es suficiente como para estar presente en el mundo virtual de internet.

Lamentablemente, nada más lejano de la realidad. Hacer algo de esa forma sin abordar la tarea con ciertas prácticas, que hoy por hoy constituyen un estándar de trabajo, equivale prácticamente a arrojar a la basura nuestro dinero. Al fin y al cabo uno invierte un capital en el desarrollo de un sitio web y es lógico que pretendamos maximizar su retorno, ya sea con visitas, contactos, ventas, posicionamiento de nuestra marca, etc.

Marketing digital vs marketing clásico

Lo anterior nos obliga a hacer una breve pero necesaria comparación que nos permita ilustrar el tema. En el marketing clásico uno puede escuchar referencias a que imagen proyecta el producto o servicio casi como la única forma de potenciar una venta. La dinámica de comunicación es unidireccional y se apoya en la promoción en medios masivos para influir en el comportamiento de compra. En cualquier caso, típicamente son enfoques asincrónicos, sin demasiadas posibilidades de reacción ante el feedback de parte del receptor real (potencial cliente). Lo anterior es realmente frustrante si consideramos las posibilidades que nos brinda la tecnología actual.

El marketing digital parte de un enfoque que complementa el trabajo clásico y a partir del cual se intenta:

  • Fomentar interacciones fluidas con nuestros clientes, ricas en contenido.
  • Permitir que la información fluya y construya nuestra imagen de marca en base a las opiniones que aporten terceros.
  • Trabajar en aspectos técnicos de los websites para propiciar que reciban visitas relevantes tanto para nosotros como para nuestros clientes / visitantes.
  • Propiciar la implementación de mecanismos de promoción digital focalizados (como email marketing, publicidad online, etc.).
  • Proponer el uso de las redes sociales como herramienta colaborativa de comunicación bidireccional entre nuestra empresa y el público.

Lo que dicen los números

No te convencen las palabras, veamos algunos datos estadísticos de dominio público:

  • Se espera que el número de compradores digitales supere los 2000 millones  en todo el mundo en 2020 (Statista). Sí, leíste bien, no es un error de tipeo. En el mundo se estima una población de 7800 millones en la actualidad. Sacá tus propias conclusiones.
  • El 30 por ciento de consumidores online han publicado feedback sobre el producto en internet (KPMG).
  • El 81% de los consumidores confían en las recomendaciones de amigos y familiares antes que en las empresas (HubSpot). Si tus reseñas online son positivas 8 de cada 10 te van a elegir, por sobre tu competencia.
  • El 80% de los encuestados dicen que dejaron de comprar en una empresa por la mala experiencia con atención al cliente (HubSpot)

¿Como hago para aplicar estrategia digital 360?

Lo primero que deberías hacer es reconocer en que grado se encuentra desarrollada la estrategia. Cual es la relación actual entre nuestra empresa y el marketing digital.

El segundo paso es establecer cuales son los objetivos que deseamos / o nos restan alcanzar para luego trazar la estrategia y las técnicas para hacerlo.

Por último la clave radica en definir indicadores clave de rendimiento y evaluar en forma periódica si se están cumpliendo o no.

Conclusión

Aunque los conceptos no sean realmente muy difíciles de comprender, la cantidad y variedad de acciones necesarias para instrumentar y llevar a buen puerto una estrategia digital 360 hacen que sea un proceso arduo. En artículos siguientes trataremos algunos aspectos específicos del proceso mencionado. Por lo pronto les dejamos la convicción de que sea cual sea el rubro de tu negocio o proyecto, darle vida en el mundo digital en el marco de una estrategia 360 vale la pena.